Huevos Fabergé: su historia

huevos faberge

La historia de los huevos Fabergé es curiosa de conocer. El joyero Peter Carl Fabergé, continuando la estela de su padre, concursó en la Exposición Panrusa de Moscú en 1882 y ganó el primer premio, hecho que hizo que el Zar Alejandro III pusiera su mirada en él y le encargara un huevo de Pascua para ofrecérselo como regalo a la Zarina María en 1883. Fabergé elaboró un huevo de cáscara de platino con otro más pequeño dentro, de oro, y dentro de éste último, una pequeña gallina de oro. Su precio, entre tres y cuatro millones de dólares.
[!adsenseamp!]
El Zar quedó encantado con el huevo del joyero y desde ese momento le encargó uno diferente cada Pascua. A la muerte del Zar, su hijo, Nicolás II, tomó el relevo y cada domingo de Pascua regalaba a su madre y a su mujer uno de los huevos Fabergé. También le regaló uno cuando su coronación, en 1897, hecho con esmalte de oro y diamantes, en su interior albergaba un réplica del carruaje con el que entraron en Moscú confeccionado en oro. Este huevo es el más caro de la colección de Forbes, con un precio de entre 18 y 24 millones de dólares. Tardó en hacerse 15 meses con un trabajo de 16 horas diarias.

Todos los huevos Fabergé, siempre, guardaban en su interior una sorpresa. El maestro joyero utilizaba materiales como el oro, piedras preciosas con el zafiro, rubíes, también jade, malaquita o platino, y representaba en ellos tonalidades propias de la naturaleza, con flores, insectos… con el estilo art nouveau propio de esos años.

Algunos huevos Fabergé

[!adsense!]
El último huevo con el que el Zar Alejandro II obsequió a su mujer antes de morir fue fabricado en 1894, cubierto con esmalte de ágata blanca, decoración de oro y piezas de joyería. Tiene un valor de entre cinco a siete millones de dólares.

La zarina Alexandra recibió en Pascua del año 1898 el conocido como Huevo de los Lirios del Valle, con esmalte salmón, perlas y diamantes que se asemejan a los lirios. Cuando se apretaba una de las perlas del lateral, un mecanismo abría la parte superior del huevo y se podía contemplar tres miniaturas de retratos del zar y sus hijas mayores hechos al óleo. Tiene un valor de entre 12 a 18 millones de dólares.

huevos faberge lirios
Visto en eltallerdelosrecuerdos.blogspot.com

 

En 1911, la zarina Alexandra volvió a ser obsequiada con otro de los huevos Fabergé más conocido, en el que hay pintadas 16 miniaturas que escenifican los hechos más relevantes del mandato del Zar Nicolás, pintadas sobre un esmalte blanco y rodeadas de coronas de diamantes.

huevo aniversario
Visto en www.fadal.us

 

Otros huevos de la Casa Fabergé

Además de los huevos Fabergé encargados por los zares, existen otros modelos, en diferentes estilos artísticos europeos, que conmemoran, por ejemplo, la culminación de las obras del Transiberiano u otros aniversarios importantes. Algunos incluyen en su interior la catedral de Uspensky, el palacio Alejandro o el yate Standart, entre otros secretos. En total, la casa Fabergé confeccionó 69 huevos para los zares, la élite del momento y la aristocracia, de los que se conservan 61.

Imagen: Blog de Adela Leonsegui

Written By
More from Margot
El mejor whisky para grandes celebraciones
El World Whiskies Awards celebrado en Londres coronó como mejor whisky al...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *